ANTIIMPERIALISTA

Alerta que camina la espada de Bolivar por América Latina

El uso de la fuerza violenta del Estado no construye la paz

Web Sur

En varios puntos del departamento de Nariño y del país, el gobierno viene aplicando los métodos de guerra contra campesinos, afros e indígenas cocaleros, política abiertamente contraria al espíritu de los acuerdos de la Habana.

En Samaniego y en la cordillera norte de Nariño los campesinos han denunciado movimientos de tropa de erradicadores ubicándose en zonas aledañas a cultivos y preparando la arremetida, sin observancia de los derechos humanos, con una fuerza desmedida y violando el contenido del punto 4 de la Habana.

La COCCAM ha denunciado que en horas de la madrugada entró el ESMAD y de manera violenta atacó a los manifestantes que desde el día 21 se encuentran en la vía a Llorente Tumaco, Vereda el Pital.

Aproximadamente 1200 campesinos movilizados con el fin de detener la erradicación, defender su fuente sustento y exigir la implementación del punto 4 tal y como está contemplado con la participación activa de las comunidades.

Se exige escenarios y mesas de concertación, elemento clave y pilar del punto 4 de la Habana, pára poder resolver de manera estructural este problema. Los campesinos no defienden la Coca, defiende su forma de subsistencia, la cual están dispuestos a cambiar por programas concertados y alternativos de desarrollo rural integral.

Las comunidades exigen que en Nariño se realice el ejercicio que se hizo en Putumayo, donde la mesa de campesinos, indígenas y afros, con el apoyo de la Gobernadora Sorel, con la participación del gobierno nacional y de delgados de las Farc-Ep, llegaron un acuerdo concertado de sustitución voluntaria, hecho que se constituye en ejemplo cercano y que el gobierno nacional y departamental debieran replicar acá.

En este momento las comunidades de Tumaco y el pie de monte costero nariñense se mantienen en la protesta y resisten el embate violento del gobierno, con la vista complaciente Del Gobierno abierto de Camilo Romero.

Es necesario la solidaridad y el apoyo a estos nariñenses que lo que hacen es defender una forma de subsistencia, por el abandono y exclusión histórica que han sido sometidos por el Estado y los poderes centrales y regionales.

Fuente: http://www.websur.net/web/el-uso-de-la-fuerza-violenta-del-estado-no-construye-la-paz-por-alirio-cordoba-moreno/

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=223424

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28 febrero, 2017 por en Sur América y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: