Filipinas: La incompleta “revolución” del Poder Popular abrió el camino a Rodrigo Duterte

Cleve Kevin, Robert Arguelles
Su rechazo del estado de derecho y de la democracia liberal representan una ruptura con el consenso post-Marcos. La oligarquía se lo merecía

El Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte ha confirmado que mató a tres hombres durante su etapa como alcalde de la ciudad de Davao, a pesar de que los funcionarios han tratado de restar importancia a una admisión anterior. Los comentarios de Duterte, sin embargo, pueden afectar negativamente a su popularidad, aunque parece poco probable.

La “Cruzada nacional” de Duterte ha dado como resultado un promedio diario alarmante de 34 asesinatos relacionados con la guerra contra las drogas. A pesar de este número de muertos y la condena internacional, la satisfacción del público con su guerra contra las drogas está en una tasa significativamente alta del 78%.

¿Cómo se puede explicar esto en un país que hace apenas 30 años derrocó a un dictador sin recurrir a la violencia? ¿Cómo puede una nación que inspiró al mundo con su revolución pacífica del “poder popular” volver a los asesinatos extrajudiciales del Estado de la época de la ley marcial de 1972 a 1981?

Seguir leyendo [PDF]

 http://www.lahaine.org/filipinas-la-incompleta-revolucion-del

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s